Los Municipios de Aran aplicarán la modificación de regulación de la preservación y recuperación de las Bordas y Cabañas.

El Pleno del Conselh ha acordado por unanimidad la aprobación provisional de la modificación de las Normas Subsidiarias de Planeamiento relativas a la regulación de la preservación y recuperacion de las Bordas y Cabañas en suelo no urbanizable, para adaptarlas a las determinaciones del vigente Plan Director Urbanístico de la Val d’Aran, que se aprobará definitivament en la Comisión de Urbanismo que se celebrará el próximo día 27 de abril.

En este proceso los ayuntamientos han incorporado una ficha, fijando aquellas edificaciones construidas en suelo rústico que desde hace años mantienen una actividad económica no tradicional. A partir de ahora, estas actividades deberán legalizarse mediante un Plan Especial Urbanístico, instado por los propietarios y aprobado inicialmente por el ayuntamiento correspondiente.

En cuanto a la figura de aprovechamiento lúdico familiar en el marco de la conservación, mejora o reconstrucción, será siempre que los restos que queden de la edificación demuestren claramente la antigua existencia de unos espacios interiores que en ningún caso podrán ser asimilables a los de una vivienda. En este sentido, aquellos propietarios que hayan realizado obras de distribución en el interior de bordas o cabañas que sean asimilables a las de una vivienda deberán devolver el interior de la edificación a los condicionantes que se aprobarán en el seno de la Comisión de Urbanismo, es decir, al espíritu y finalidad del uso lúdico y familiar.

Información: Conselh Generau d’Aran

http://www.conselharan.org/es/culminacion-de-7-anos-de-trabajo/